evita las colas

Para poder encontrar La Bocca della Verità en Roma, uno de los lugares más emblemáticos de Italia, tenemos que acercarnos a la zona del Circo Massimo. Tan solo habrá que seguir caminando por su calle lateral hasta encontrar una nueva vía que pasará a llamarse Via Della Greca.

Seguramente no tardaremos demasiado en encontrar el lugar porque, en el momento en el que nos encontremos allí, descubriremos una larga cola que estará esperando para poder acceder al pronaos de la Iglesia de Santa María in Cosmedin.

Y es justamente allí, en la misma entrada de la iglesia, tras unas rejas, el lugar en el que se nos muestra la Boca de la Verdad, enclavada en la pared del fondo desde hace 400 años.


La leyenda de La Boca de la Verdad

Cuenta la leyenda que aquellos que metan la mano en la obertura de la boca tendrán que decir la verdad; si no lo hacen, la boca se cerrará y ellos serán mordidos.

Estamos hablando de una representación de una gran cara que ha sido construida utilizando como material el mármol. Si nos acercamos, podremos ver el rostro de un hombre con cabello largo que mantiene su boca abierta. Además, el resto de detalles son todavía más peculiares ya que sus ojos son huecos, a la vez que su nariz.

Muchos de los turistas que lo han contemplado han quedado completamente ensimismados, cómo mirando un secreto que probablemente nunca se desvelará.

Se tienen registros que aseguran que esta máscara data desde el siglo I que, por la cercanía del Circo Massimo, podría haber formado parte del mismo, aunque esto no ha podido ser corroborado.

Fue en el año 1632 cuando sería trasladada por orden del Papa Urbano VII al pronaos de la basílica.

En cuanto a su utilidad, lo cierto es que existen muchas teorías al respecto: algunos aseguran que se trataba de una fuente que tenía el objetivo de recoger el agua de la lluvia, otros piensan que simplemente era un elemento decorativo de la Cloaca Massima por la cual evacuaban las aguas que eran expulsadas directamente al río Tíber.

Algunos otros han llegado a asegurar que su uso es todavía más enigmático, y que formaba parte de algunos ritos desconocidos.

Horario para visitar La Boca de la Verdad

La Boca de La Verdad se puede visitar en horario desde las 9h a las 18h de forma ininterrumpida en verano; en invierno el horario se modifica siendo desde las 10 a las 12 horas y luego por la tarde desde las 15h a las 17 horas. La entrada es gratuita, por lo que si viajamos a la ciudad, no tendremos ninguna excusa para no visitarla.

Si no la visitamos en esos horarios tan solo la podremos ver desde el exterior a través de los barrotes de la entrada a la iglesia, en Via della Greca 4.

Y una curiosidad más…

En el interior de la iglesia se guarda la reliquia de San Valentín, un mártir que normalmente se suele confundir con el patrón de los enamorados al tener su mismo nombre, pero no es él.

Si queremos visitar la tumba del santo de los enamorados, entonces habrá que visitar la ciudad de Terni (también en Italia) y acceder a la basílica de San Valentino.

Si finalmente te atreves a meter la mano en la Boca de la Verdad, recuerda no mentir, no sea que te lleves un susto.