Para la mayoría de personas la Navidad es algo muy especial, independientemente de dónde se celebre y si se es o no creyente, pero en Roma lo es todavía más. Vivir estos días festivos en Roma es volver al pasado, recobrar tradiciones y dejar que el aroma de las calles, a dulces y castañas asadas, inunde tus recuerdos.

Roma se engalana y también el Vaticano, con sus mejores galas y el enorme árbol de Navidad que preside la plaza de San Pedro junto al pesebre. No hay que olvidar los populares mercados navideños de la ciudad, animados durante todo el día.

Vivir la Navidad en Roma

Roma no es una ciudad en la que nieve de forma habitual, sus parques no están repletos de abetos y pinos con esa forma triangular tan característica que vemos comúnmente en las películas navideñas ni mucho menos.

Sin embargo, esto no quita que allí nos podamos encontrar con un ambiente realmente mágico y de lo más especial.

Como comentaba antes, frente a la basílica de San Pedro en el Vaticano nos encontramos con un gigantesco árbol de Navidad y también con un pesebre cuidadosamente creado a tamaño natural. A lo largo de importantes avenidas empezarán a predominar las luces que dan alegría y color a este periodo del año. Podremos visitar la decoración navideña que se instala en los alrededores del Coliseo, dar un paseo por la Via del Corso mientras que los colores blanco, rojo y verde nos guían hasta el monumento de “Altare della Patria”.

También puede interesarte:  Una visita a los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina

Pero si realmente quieres empaparte bien del espíritu navideño de Roma, es en los mercados dónde lo encontrarás. Estos se empiezan a montar a finales de noviembre y algunos durarán hasta la segunda semana de enero. Lugares dónde encontrar ese regalo perfecto con el que harás feliz a tus seres queridos.

Mercado de la Piazza Navona

Ya sabemos que esta es una de las plazas más importantes, situada en pleno casco antiguo de la ciudad de Roma; por lo que no ha podido escogerse un emplazamiento mejor.

Aquí nos encontramos con bellísimas fuentes, gran variedad de restaurantes, artistas callejeros, turistas y ciudadanos que disfrutan de todas las actividades del lugar.

También puede interesarte:  Alojarse en Trastevere en tu visita a Roma

Sin embargo, cuando llega la época de entre noviembre y enero, se convierte en un gigantesco mercado con un marcado estilo antiguo. Aquí podemos encontrar paradas con juegos clásicos, atracciones infantiles, y muchos comerciantes que, cómo no podía ser de otra manera, nos ofrecerán dulces, chocolates y toda una inmensa variedad de juguetes hechos a mano.

Como curiosidad, debes saber que aquí no solamente te vas a encontrar a Papá Noel como símbolo identificativo de la Navidad internacional, sino que también descubrirás a Befana, una bruja buena que desde hace siglos es la encargada de entregar los regalos a los pequeños niños italianos. Befana aparecerá tanto en juegos como en decoración navideña.

Conoce el mercado de la Piazza Risorgimento

Muy cerca de la plaza de San Pedro también podemos encontrar otro mercado navideño muy popular. Aunque la temática central es la Navidad, en este lugar podemos encontrar toda una gran cantidad de cosas que no solo están relacionadas con estas fechas.

En este caso la decoración es mucho más moderna que el mercado de Navona, pero bien vale la pena una visita y seguro que alguna compra hacemos.

También puede interesarte:  Alojarse en Trastevere en tu visita a Roma

Mercado en Piazzale Mazzini

Terminamos con este otro mercado que no es tan turístico como los anteriores. Se encuentra en la zona de los barrios más altos de Roma, no demasiado lejos del mercado anterior.

Una de sus principales particularidades es que se nota un gasto más elevado en adornos, por lo que su resultado final decorativo suele ser de película, aunque para gustos colores. Además tiene la ventaja de no estar tan masificado. Está rodeado de hoteles y es un buen lugar para todos aquellos turistas que viajan a Roma y quieren hacer un regalo especial, seguramente un poco más caro.

Pasar la Navidad en Roma es una de las más hermosas experiencias que posiblemente nunca olvidarás, independientemente de si prefieres uno u otro mercado.

Lo importante es disfrutar estos momentos mágicos del año y si es en Roma mucho mejor.